22 mayo, 2024

Shell volvió a picar en punta y aumentó otro 4% la nafta

0

Casi como un calco de lo que sucedió en enero, cuando fue la primera que aumentó el dia 15, Shell ajustó este miércoles los precios de sus combustibles. El alza fue de 4%, el valor pautado con el Gobierno.

También como en enero, el anuncio del aumento llega un día después de que conociera el dato de inflación y sirve para recordar que los precios no se toman ni un día de respiro. El IPC del INDEC arrojó en enero un incremento de 6% mensual y 98,8% interanual.

La firma comunicó que, con la actualización de los precios, busca “absorber mínimamente los incrementos de los precios de los biocombustibles, el aumento de costos logísticos, y la variación del tipo de cambio oficial que afecta el precio de las materias primas que utiliza para la producción de combustibles”.

YPF y Axion aun no aplicaron los incrementos, pero seguramente seguirán el mismo camino en los próximos días.

Los nuevos precios de las naftas harán que la súper pase a costar $ 163,21; la premium, $ 199,88; el gasoil, $ 175,36 y el gasoil premium, $ 238,91.

De esta forma, se cumple con el sendero de aumentos en los importes de las naftas definidos entre la Secretaría de Energía y las empresas.

Como una forma de aplicar un pequeño delay en el impacto sobre la inflación, el aumento -que inicialmente estaba previsto para todos los comienzos de mes- se aplica solo a partir de la segunda quincena.

Hay más incrementos en camino: en el acuerdo había pautado un 3,8% en marzo. Luego, el Gobierno y las empresas se volverán a sentar para delinear el resto del año.

Aunque las otras petroleras aun no lo anunciaron, una vez que una compañía aumenta, las demás suelen plegarse. En este caso, lo inició Raizen que es la que opera las estaciones que llevan la marca Shell. Aunque puede haber una diferencia de horas o días, siempre la siguieron sus competidores

Los combustibles tienen un peso del 4,2% en el Indice de Precios al Consumidor (IPC). Sin embargo, su incremento también arrastra a mayores costos logísticos para las empresas, ya que tienen que pagar más caro por el transporte de sus mercaderías. En ese sentido, el impacto indirecto es mayor.

De todas formas, los precios argentinos son -en dólares- más baratos que los de sus países vecinos (Bolivia, Uruguay, Chile, Paraguay), por lo que es probable que sigan viniendo automovilistas de esos territorios a llenar el tanque. En relación con Brasil, los importes son similares.

Las petroleras aplicaron siete incrementos durante 2022. En naftas quedaron por debajo de IPC anual, mientras que en gasoil estuvieron por arriba de ese indicador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *