22 mayo, 2024

Horacio Rosatti está “de acuerdo” con “reformular” la Corte Suprema, pero pidió que el Gobierno consulte a los jueces

0

Días después de que Alberto Fernández sugiriera modificaciones en la Corte Suprema de Justicia, el presidente del máximo tribunal, Horacio Rosatti, reconoció que es necesaria una reformulación, pero le lanzó una indirecta al mandatario: “Sería bueno que nos consulten”.

El último miércoles, el Presidente había sostenido que “resulta necesario establecer una discusión honesta sobre el mejor diseño de la Corte” y “revisar su números de integrantes y la división de tareas”.

Tras esas declaraciones, Rosatti le brindó una entrevista a LN+ y explicó por qué una ampliación de miembros y una distribución por especialidades en el tribunal ralentizaría el trabajo: “Uno tiene que ver qué tipo de tribunal quiere y ahí viene el número de integrantes, no al revés”.

“La ampliación es inversamente proporcional a la celeridad y a la rapidez, porque da una vuelta más larga el expediente. Hay que dar la vuelta entre cinco (jueces) y, cuando se logran tres votos coincidentes, se obtiene el fallo. Si son siete, la mayoría es cuatro, pero igualmente tiene que dar la vuelta entre todos. Y si usted quiere 9, la mayoría es 5”, precisó.

Luego, apuntó contra la posibilidad de una división por especialidades: “Primero hay que ver si es constitucional o no, que es una cuestión técnica. Pero, ¿usted cree que el abogado que hoy lleva miles de casos a la Corte se va a contentar con que una sala le diga algo o va a querer el plenario? El 90 por ciento va a querer el plenario, entonces va a haber una instancia más. Más demora”.

“Si se resolvieran menos causas, podría haber un tribunal más grande. Cuando se habla de que hay que reformular, estamos de acuerdo. Pero sería bueno que nos consulten”, completó.

Por otro lado, se quejó de la creciente judicialización que hay en el país y en la gran cantidad de casos que llegan a la máxima instancia judicial: “El problema no es cuánto nosotros podemos resolver, sino todo lo que nos entra. Ahí tienen que trabajar los sistemas de casación, para filtrar y que no nos llegue tanto trabajo a nosotros”.

“Si nos ingresaran muchas menos causas, podríamos hacer una agenda, que la vamos a hacer igual”, agregó Rosatti, que aseguró que la Corte Suprema resuelve un promedio de 180 causas semanales, frente a las 100 que se resuelven anualmente en Estados Unidos.

Rosatti advirtió que el narcotráfico será el problema más importante

Rosatti explicó que el narcotráfico es uno de los problemas más graves que enfrenta la Argentina y advirtió que, en tres años, “probablemente sea el más importante”.

“La narcocriminalidad es uno de los tres o cuatro problemas más importantes que tiene hoy la Argentina y probablemente sea el más importante dentro de tres o cuatro años. Es una batalla que se está perdiendo”, expresó el exministro de Justicia y Derechos Humanos durante la presidencia de Néstor Kirchner.

Durante la entrevista que le brindó a LN+, hizo foco en la provincia de Santa Fe, de donde es oriundo y en donde ocupó el cargo de intendente de la capital. Allí hizo un reclamo que sonó a exigencia al Ejecutivo.

“En Santa Fe, la mitad de los puestos de magistrados está vacante. Falta la mitad de los jueces federales, que son los que tienen como competencia el tema del narcotráfico”, explicitó el electo presidente del máximo tribunal, que sufre de furibundas críticas del Gobierno.

“Rosario no es por casualidad un eje del narcotráfico. En mi provincia tenemos el Río Paraná. Entonces es un enclave territorial polimodal para el trasporte: ferrocarril, carretera y río”, remarcó.

Frente a ese contexto, Rosatti recordó su reunión de trabajo del martes pasado con el procurador general interino Eduardo Casal y “todos los jueces y fiscales federales para mostrar que la lucha contra el narcotráfico es una prioridad del máximo tribunal”.

Asimismo, hizo referencia a las “consecuencias socioeconómicas” que implica la venta de drogas y, para eso, ejemplificó con una historia del conurbano bonaerense de la que se hizo eco: “Escuchaba hace unas semanas que un funcionario de Lanús, creo, hablaba de la desesperación de una madre que le dijo que quería que su hijo saliera del comercio de drogas. Y el funcionario le dijo: ‘Vamos a ver si le consigo un empleo público y le pagamos 25k pesos’. La madre le dijo: ‘mi hijo gana 100k’”.

Aunque lamentó que la lucha contra el narcotráfico es “una batalla que se está perdiendo”, subrayó que es “una batalla posible”.

Para enfrentar ese problema, explicó que “no solo se trata de represión”, dado que también hay que tener en cuenta “otras perspectivas”, como por ejemplo la médica, pero aclaró que “tampoco hay que hacer como que no se ve nada”.

Consejo de la Magistratura
Luego de que la Corte Suprema anulara la reforma del Consejo de la Magistratura que había impulsado Cristina Kirchner en 2006 cuando era senadora y que redujo la cantidad de miembros del organismo de 20 a 13, Rosatti explicó que la determinación buscó corregir un “desequilibrio” entre los diferentes estamentos representados en el Consejo.

“No había un equilibrio entre los diferentes estamentos representados y, en consecuencia, se declaró la inconstitucionalidad de la ley. Como ya había dicho la Corte en anteriores situaciones, se vuelve al régimen anterior”, explicó el magistrado, que pasará a liderar el Consejo.

En ese sentido, remarcó que “la ley anterior es más equilibrada y supone que van a tener más voz los científicos, académicos y abogados, que son los que soportan el sistema”.

“Hoy se reunió el Consejo y ya están están prestos para completarlo, pasar de 13 a 20. Es decir, que los estamentos que deben elegir a sus representantes lo harán dentro del plazo convenido”, contó.

Los jueces pusieron un plazo: si en 120 días desde la anulación de la reforma no está en funcionamiento el nuevo Consejo de 20 miembros, todos los actos de la Magistratura desde ese momento serán declarados nulos.

La Corte aclara en su fallo que “los nuevos miembros iniciarán su mandato de manera conjunta y simultánea”; es decir, que Rosatti no presidirá de inmediato el nuevo Consejo y solo lo hará una vez que esté completa toda la nueva integración.

La resolución fue tomada por unanimidad: o sea, los cuatro jueces del tribunal, el presidente Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti votaron por la inconstitucionalidad de la composición actual del organismo. Aunque Lorenzetti tuvo una disidencia: sostuvo que no se podía volver a la anterior conformación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *